OTOÑO

Finales de Octubre. Deberíamos habernos metido de lleno en mi estación preferida del año: el otoño. Pero todavía hace calor, no veo el suelo tapizado por las hojas recién caídas de los árboles ni tampoco refresca al atardecer.

Sólo se intuye por el cambio de ropa de temporada en mi armario. Ropa que no me puedo poner. Por los escaparates de las tiendas. Por las castañeras que se aburren sentadas en sus puestos. También por las pasadas Fiestas del Pilar, preámbulo de que la Navidad se acerca… ¿Navidad?

Mi casa no se nota más fría. Me enfurruño. Me están estropeando mi añorado otoño. Otoño con sus hojas secas, sus preciosos colores rojizos y sus apetecibles chaquetas al marcharse el sol. Quiero vestirme de la nueva temporada, envolverme en esos vestidos estampados de tartán que me habían prometido. Quiero comer castañas. Que me sorprenda la lluvia sin paraguas ni botas de agua. Llevar a mis hijos al bosque para que descubran la belleza de los colores propios de la estación. Que jueguen. Y yo con ellos.

Cerraré los ojos mientras espero, e imaginaré mi otoño tal y como a mí me gusta. Eso se me da bien.

¡OTOÑO, POR FAVOR, VEN PRONTO!

Imagen

Imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s