RETO MISS UVE: DÍA 9

Seguimos con nuestro desafío más especial. 

Sin abandonar el gimnasio, actividad que sienta de maravilla, hemos incorporado la pasada semana una visita a la dermatóloga, la estupenda doctora Elena del Prado, médico especialista en dermatología. 

Una vez en la consulta, te realiza un estudio personalizado de la piel, y te recomienda los tratamientos que mejor se adaptan a tus necesidades. En mi caso, optamos por un peeling químico para mejorar la textura y conferir luminosidad y uniformidad a mi piel. 

La aplicación del producto es rápida, no molesta nada y la doctora te cuida que es una maravilla. Después en casa, hay que seguir los cuidados específicos (aplicación de cremas) que te recomienda la doctora, y pasados unos días, hay que volver a la consulta para una visita de control. 

En este momento estoy acabando la fase de pelado. He estado unos días muy parecida al fantasma de la ópera, pero nada que no permita seguir con tu vida habitual. 

Imagen

Y si no, que se lo digan a Samantha Jones, una de las cuatro amigas de una de mis series preferidas: Sex and the city, que acude a la presentación del libro de Carrie con su peeling recién hecho… Un poema.

Imagen

La piel que se está descubriendo conforme desaparece el pelado es increíblemente mejor. Así que contentísima de haber acudido a visitar a la doctora Elena del Prado.

GRACIAS ELENA: ¡Pienso repetir!

Os paso el link donde podréis encontrar más información sobre los tratamientos que realiza la doctora en su consulta. ¿OS ANIMÁIS?

http://www.doctoraelenadelprado.com/portal/

https://www.facebook.com/pages/Doctora-Elena-del-Prado/1438878526327636

 

RETO MISS UVE: DÍA 1

Imagen

Aquí estoy, contenta y bien dispuesta ante el desafío autoimpuesto de mejora física y mental. Ahí es “ná”.

Hoy he empezado el día yendo al gym. El madrugón ha caído bien y mi clase de cycling ha empezado puntual a las siete y media de la mañana. Sin forzar, he aguantado la clase como una jabata y he rematado con una sesión de quince minutos de abdominales. 

¿La sensación? Fabulosa. Hacía mucho que no hacía deporte y creo que no tardaré demasiado en ponerme en forma. La hora buenísima. Al madrugar he podido llegar a la primera clase del día y a las ocho y media estar ya lista para continuar mi jornada llena de energía.

¿De verdad ha ido tan, tan bien? Nop! Los abdominales me han costado pero a mi ritmo he completado los ejercicios. Veremos cuándo puedo seguir la clase a rajatabla.

Respecto a la alimentación, sigo una dieta equilibrada en la que he suprimido los hidratos, las chuches y el chocolate, que me apasiona. Veremos lo que pasa cuando una come bien.

Me siento bien. Es día uno y estoy motivada. ¡Espero que dure!

 

 

RETO MISS UVE DE CERO A CIEN

Alejados quedan ya los buenos propósitos al comenzar el nuevo año. Olvidadas las Navidades y metidos ya de lleno en el 2014 que ha empezado bastante bien, me atrevo con un desafío físico y mental para darme la vuelta como a un calcetín: ¡RETO MISS UVE DE CERO A CIEN!

La salud es primordial para que todo lo demás funcione. Después de dar un repaso a mis hábitos de vida, he decidido cuidarme a tope y sacar lo mejor de mí a través de un reto especial de cien días de duración. 

¿Por qué cien días? Porque es un número redondo y el tiempo suficiente para notar los cambios que se deban apreciar.

Y después, ¿qué?. Después a continuar cuidándome.

¿Qué voy a hacer? Vigilar mi alimentación, darle caña al cuerpo en el gym, cuidar mi piel con las cremas adecuadas, sonreír más, pensar menos y sería fabuloso encontrar unos minutos diarios para meditación.

¿Todo a la vez? Todo a la vez. 

Compartiré experiencia, curiosidades y cambios experimentados.

¿Y tú? ¿Te atreves con el reto MISS UVE?